¡Hacemos envíos a todo México! Haz tu compra a 3, 6 o 9 MSI.

Los 10 Puntos Más Importantes Para Cuidar Tu Begonia de Cera

Los 10 Puntos Más Importantes Para Cuidar Tu Begonia de Cera

Si estás buscando una planta que agregue color y alegría a tu espacio interior o exterior, no busques más. La Begonia semperflorens, también conocida como Begonia de Cera, es una planta increíble que da flores vibrantes y puedes escogerla en diversos colores. Esta begonia no solo le da vida a tu espacio, sino que también es muy fácil de cuidar: perfecta tanto para principiantes y expertos de las plantas.

En este artículo cubriremos todo lo que necesitas saber para cuidar tu planta, desde escoger el lugar adecuado para tu planta hasta regarla e incluso algunos consejos y trucos para solucionar problemas comunes.

1. Luz

Las begonias de cera (Begonia semperflorens) son plantas muy versátiles que prosperan en una variedad de condiciones de luz. Aquí hay algunos consejos importantes sobre sus necesidades de luz:

Luz brillante e indirecta

Esta planta se desarrolla mejor cuando está en un espacio con luz brillante e indirecta. El lugar perfecto para tu begonia es cerca de una ventana que reciba luz brillante filtrada durante la mayor parte del día. Evita que le dé el sol de forma directa, especialmente alrededor del mediodía porque se pueden quemar las hojas.

Intensidad óptima de luz

Las begonias de cera prefieren una intensidad de luz relativamente alta. Sin embargo, la luz tiene que ser difusa o filtrada. Puedes lograr este efecto colocando cortinas transparentes o poniendo plantas que sean de mayor tamaño alrededor de ella. Esta luz indirecta refleja su hábitat natural en el suelo de los bosques tropicales.

Falta de luz

Aunque tu begonia de cera puede sobrevivir en condiciones de poca luz, si pasa mucho tiempo en estas condiciones puede que la planta se alargue y que las hojas pierdan su color brillante. La falta de luz también puede hacer que crezca más lento, que saque menos flores o que no las saque del todo.

Luz estacional 

Conforme van pasando los meses, es posible que tengas que cambiar el lugar de tu begonia para que pueda recibir más luz. Durante la primavera y en el verano colócala en un lugar fresco y en dónde no reciba el sol directo. En los meses más oscuros, acerca tu planta a una fuente de luz o considera usar una luz de crecimiento.

Indicador de color de las hojas

Las hojas de tu begonia de cera te pueden decir mucho acerca de la cantidad de luz que está recibiendo. Si las hojas están pálidas pueden indicar una falta de luz, mientras que si ves que tiene hojas con manchas, quemadas o marrones puede ser una señal de que está recibiendo demasiada luz..

2. Suelo

A tu Begonia de cera le gusta un suelo rico y bien drenado porque le permite que sus raíces delgadas tengan suficiente acceso a los nutrientes necesarios. Un sustrato suelto también le ayuda a reducir el riesgo de encharcamiento y que por ende se le pudran las raíces, un problema muy común entre los dueños de begonias.

Un buen sustrato para macetas, combinado con periodos de fertilización equilibrados, le va a dar a tu planta todo lo que necesita para que crezca saludable. 

3. Riego

La begonia de cera, es una planta de grandes contrastes. Por un lado toma muchísima agua y por otro no le gusta para nada que el sustrato esté encharcado. Pero no te preocupes, obtener este balance perfecto de agua es más fácil de lo que te imaginas. Aquí hay algunos puntos que te ayudarán con tu begonia de cera:

Sustrato ligeramente húmedo 

Evita que el suelo se seque por completo o se quede empapado en agua. Cuando sientas que la parte superior del sustrato, los dos primeros centímetros, está seca es hora de regar tu planta nuevamente. 

Frecuencia de riego

Que tanto tienes que regar tu begonia va a depender de varios factores ambientales como la temperatura, la humedad y el tamaño de la maceta. Como regla general será entre 2 o 3 veces por semana en primavera y verano y una vez por semana en invierno. Acuérdate que independientemente de esto, es mejor regar menos que regar en exceso este tipo de plantas y siempre es mejor hacer la prueba del sustrato antes de echarle agua nuevamente.

Método de riego

Siempre te recomendamos regar tus begonias de la forma tradicional y no por inmersión. Esto es porque las raíces de este tipo de plantas son muy delgadas y pequeñas. Si riegas por inmersión es probable que la tierra absorba más agua y humedad de lo necesario.

Asegúrate de dejar que todo el exceso de agua salga por el fondo dejando tu planta drenando por al menos 15 minutos antes de colocarla nuevamente en su lugar.


4. Temperatura

La Begonia semperflorens prefieren estar en temperaturas de entre 21°C a 24°C, pero puede tolerar espacios de hasta 15°C, especialmente durante la noche .

Evita los extremos de temperatura

Al igual que muchas otras plantas de interior, las begonias de cera son sensibles a los cambios drásticos de temperatura. Mantén tu planta alejada de áreas con corrientes de aire, como cerca de ventanas o puertas, o lugares donde haya salidas de calefacción o aire acondicionado. 

Cuidado en invierno

Durante el invierno tu begonia va a entrar en un periodo de letargo, pero es importante que la protejas de temperaturas extremas que le pueden hacer daño. Coloca a tu planta en lugar más cálido de tu casa u oficina para evitar que la temperatura descienda por debajo de los 12°C.

5. Humedad

Este tipo de planta puede tener problemas en ambientes que son muy secos, especialmente durante los meses más fríos si existe calefacción artificial en tu casa u oficina. Esto puede hacer que los bordes de sus hojas se pongan cafés y se sequen. 

Moderada a alta humedad

A tu begonia de cera le gusta un ambiente de humedad moderada a alta. Para lograr un espacio de este tipo puedes poner un humidificador cerca por un par de horas, o colocar una charola con piedritas con agua abajo de la maceta.


Evita un exceso de humedad

El exceso de humedad tampoco es bueno para tu begonia ya que pudrir las raíces o hacer que le salgan hongos en las hojas. Una buena circulación de aire alrededor de tu planta es clave.

6. Fertilizante

Dale a tu begonia un fertilizante equilibrado soluble en agua cada dos semanas durante la primavera hasta el verano. Esto le va a ayudar a crecer más fuerte y a producir más flores. Cuando uses un fertilizante, lee las instrucciones del producto en cuanto a la cantidad, ya que si sobre-fertilizas tu plantas puedes quemarla. 

En otoño e invierno no es necesario que la fertilices porque tu planta va a entrar en una fase de crecimiento más lento. 

7. Poda

Poda tu Begonia de Cera periódicamente para evitar que las hojas marchitas le puedan dar problemas a tu planta. Comienza eliminando las hojas y flores marchitas para estimular un nuevo crecimiento y mantener la planta con un aspecto fresco. 

Si quieres, puedes recordar las puntas de los tallos para que tu begonia se vuelva más frondosa en lugar de más alta. Aunque puede parecer que le estás haciendo daño a tu planta, se trata de todo lo contrario.

8. Plagas

La begonia de cera pudiera tener algunos problemas con ciertas plagas comunes como los pulgones y las moscas blancas. Estos insectos hacen que las hojas crezcan de forma rara o descolorida. La buena noticia es que puedes controlar estas plagas con un insecticida o simplemente lavando la planta con una solución jabonosa suave.

En cuanto a las enfermedades, las begonias de cera son susceptibles al oídio, un hongo que aparece como un crecimiento blanco o gris en las hojas. Otra enfermedad común es el tizón botrítico, un hongo gris y peludo que prospera en condiciones de humedad. Puedes prevenir ambas enfermedades teniendo una buena circulación de aire, evitando regar tu planta en exceso y moderando la cantidad de humedad. 

9. Propagación

Propagar tu Begonia de Cera es muy fácil y lo puedes hacer mediante esquejes de hojas. Escoge una hoja saludable y robusta de la planta y córtala cuidadosamente. Asegúrate de que quede un trozo de tallo y de preferencia una hoja.

Limpia cuidadosamente el área que cortaste y aplícale una hormona de enraizamiento para estimular un desarrollo de raíces más rápido. Prepara un recipiente con tierra para macetas bien drenada e inserta el extremo cortado de la hoja en la tierra, asegúrate de que el tallo esté bien cubierto. 

Pon tu esqueje en un ambiente cálido y con luz solar indirecta y no se te olvide mantener el sustrato constantemente húmedo. Para que tu esqueje eche raíces pueden pasar varias semanas a tu esqueje, así que la paciencia es clave.

10. Solución de problemas

Manchas en las hojas

Si notas pequeñas manchas marrones en las hojas puede ser que tu planta tenga un hongo. Reduce la cantidad de riego, la humedad ambiental y aumenta la circulación de aire en el área. Después aplica un fungicida orgánico en las partes afectadas siguiendo las instrucciones del producto.

Hojas nuevas que se marchitan 

Este problema generalmente ocurre cuando hay demasiado calor o por falta de riego. Asegúrate de que tu begonia esté bien hidratada y protegida de temperaturas extremas. 

Puntas marrones

Si observas puntas cafés en las hojas de tu begonia es probable que el agua que estas usando tenga demasiado minerales. Usa agua filtrada o deja reposar el agua de la llave por 24 horas antes de que riegues tu begonia.

¡Eso es todo por ahora! Esperamos que esta guía te haya sido útil para cuidar de tus begonias de cera. Recuerda que estas bellas plantas merecen un amor y atención constantes. Si tienes alguna pregunta o inquietud, no dudes en dejarnos un comentario. Estamos aquí para ayudarte a cultivar un jardín lleno de vida y color.

Begonia de Cera

Begonia de Cera

Begonia Semperflorens

$ 290.00 MXN

Dejar un comentario

Tu correo electrónico no será publicado. Los campos requeridos están marcados con un *

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados